jueves, 10 de diciembre de 2015

Democracia no es lo mismo que "DEMOCRACIA"



Con esto de las elecciones y la tan mentada estafa que algunos llaman, y peor aún otros creen, " La democracia" me saltan algunas interrogantes e inquietudes. Muchos sabemos que el modelito de democracia que nos vende como referente USA. Resulta de una competencia bi nominal, donde los reales protagonistas que la definen son: las empresas de publicidad, los lobbys que adhieren a cada candidato, la mayor cantidad de millones de dólares que invierte cada partido, y un mecanismo en el que si sale segundo en votos, puede ser ungido presidente. La verdad que me sentiría estafado si fuera ciudadano de EE.UU.
En realidad preferiría, o encontraría más justo,  que cada candidato presentará un programa, un volante con currículum y foto. Si quieren, un espacio por igual en los medios de difusión. 
Ahora,  en el mundo neo liberal, se da un festival de oferta y demanda. Los poderes fácticos entran en ebullición, los medios de difusión hacen su domingo 7 con el negocio de la propaganda, las grandes empresas demandan políticos y los candidatos ofertan sus servicios a las empresas. Con esto que ahora escondieron al proletariado de la ciudad y el campo, y somos todos de la clase media, ya no encuentras partidos de la clase obrera que eduque y organice en las poblaciones, fundos o empresas. Le entregaron el proletariado a la organización de la droga y conviertieron la pobreza en lumpen proletariado que sin acceso al trabajo, la oferta de las grandes marcas y tiendas, se convirtieron en el desecho de la sociedad que asalta un espacio que no tiene y nadie educa. Podemos seguir reflexionando sobe el tipo de democracias que nos imponen y con el que nos engañan pero eso sería tema de un estudio mucho más profundo. Solo que creo que nos están vendiendo gatos por liebre y lo que llaman democracia es más bien una estafa.......

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Don Quijote.

"Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemig...