martes, 9 de septiembre de 2014

Insulto a la inteligencia...

Había un Señor que con otro señor trabajaban para un servicio de inteligencia. Cuando vieron que quedarían sin trabajo mandaron una carta bomba a una embajada para que los contrataran a ellos.....así ellos ayudarían a aclarar el caso...Son cosas de servicios de inteligencia o cosas des inteligentes de imbéciles...Hay que concluir contando que los dos terminaron descubiertos, despreciados por su inteligencia y presos..
Esto paso en realidad, en un país que quiero mucho y que no daré el nombre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PESCADOR.

El fusil kongsberg. En los tiempos que salía al  Albacora, aún no se usaban los aparejos de la pesca actual, con redes, palangres o espine...